Como institución educativa estamos llamados a impactar vidas y producir un cambio en el pensamiento y conducta de los niños y jóvenes y ellos a su vez impactar a su entorno.