FILOSOFÍA INSTITUCIONAL

La educación es un derecho fundamental, por lo tanto, ésta debe estar fundamentada en una verdadera antropología social, moral y ética que permita la humanización del educando en un entorno social y cultural que le proporcione las posibilidades de un desarrollo de la vida, de la solidaridad y de la libertad. Siendo la Institución Educativa espacio para la formación individual y social de las personas, dentro de los principios de participación, autonomía y convivencia pacífica, es necesario inculcar en el ambiente educativo la práctica de comportamientos para formar auténticos hombres que contribuyan a la formación de una sociedad más justa y tolerante.

Un ser humano formado desde el ser, el saber y el saber hacer, que garantice un sujeto íntegro, se comprenda desde la complejidad y la diferencia, como una entidad autónoma y a su vez como un ser social que propenda por una existencia digna, para él y sus semejantes, con LIBERTAD, SABIDURIA Y SOLIDARIDAD.

Símbolos Institucionales

La filosofía de la institución está representada por los símbolos que la caracterizan y en los que se plasman los principios fundamentales que guían el proyecto educativo.

Tenemos entonces los siguientes:

EL ESCUDO: esta forma heráldica se halla diseñada como una estrella o rosa de los vientos, aquella que siempre ha servido a los marineros o exploradores para orientarse por el mundo. Cuatro de sus aristas cardinales están combinadas con los colores institucionales, el rojo y el blanco. En las tres aristas cardinales combinadas e inferiores se leen los valores institucionales: libertad, sabiduría, solidaridad. Al interior de la estrella se ubica un ovalo contorneado por el nombre de la institución y el centro del ovalo está atravesado por las banderas de Colombia y de Antioquia, símbolos máximos de nuestra identidad patria coronadas por una antorcha de cuerno negro y llama amarilla, como símbolo del conocimiento que, al ser coronado, nos llena del triunfo de la vida.

LA BANDERA: Está dividida en cuatro partes iguales que simbolizan: El blanco la pureza de la vida, y el rojo la intensidad de la energía. Está organizada así: la parte superior izquierda, blanca; la parte superior derecha: roja; inferior izquierda, roja; la parte inferior derecha: blanca.

EL HIMNO: Exalta de manera breve, sencilla pero muy poética, el legado democrático del ideario político del prócer Santander, centrándose en los valores de la institución: la libertad, la sabiduría y la solidaridad, transmitidas por la labor diaria de los maestros.